Saltear al contenido principal
01 (55) 8526 6965  |   (55) 4092 4889

Hotel Hecho de Contenedores

La firma Tonghe Shanzi Landscape Design Company construyó un hotel increíble, cinco estrellas, llamado Xiang Xiang Pray House. La estructura está fabricada solo con contenedores marítimos. El hotel, que visto desde el exterior luce como un gran depósito de contenedores, tiene un diseño bastante lujoso dentro de sus acogedoras habitaciones.
Las habitaciones tienen vista hacia la ladera de una colina ubicada en Changski, China. Además, cada una de ellas está decorada con un tema tradicional chino, tragaluces, muebles de excelente calidad, y mucho más. Las habitaciones sencillas están fabricadas con un solo contenedor mientras que las más grandes y lujosas se componen de dos contenedores marítimos.
Este lujoso hotel hecho de contenedores, también ofrece otras instalaciones de alta calidad en un entorno que abarca los 5000 m2. Tiene un vestíbulo, restaurante, sala para eventos, patios donde se hacen las tradicionales ceremonias de té con música típica en vivo.
El hotel tardó solo tres meses en diseñarse e instalarse. Para ello, se cumplió con todas las normas de seguridad. Cabe destacar que se ofrecen usos alternativos de este recinto en situaciones de emergencia o desastre, gracias a la naturaleza duradera y moldeable de la estructura. Los hoteles contenedores pueden ser temporales o permanentes ya que podrían diseñarse en una ciudad y luego transportarse fácilmente a otra. Esto quiere decir, que los hoteles de contenedores son una inversión de fácil movilidad lo que resulta muy atractivo en nuestro mundo globalizado.
El hotel Xiang Xiang Xiang Pray House está compuesto por un compendio de 35 contenedores marítimos individuales reciclados. Por lo tanto, se puede decir que se trata de una estructura ecológica. Además, se le considera un recinto amigable con el ambiente porque para su construcción se empleó un 60% menos de agua y hormigóndel que se necesita para un proyecto “normal”, del mismo tamaño y envergadura. También se utilizo pintura de agua para recubrir los contenedores y se redujo un 30% de residuos.
Hay muchos otros hoteles hechos con contenedores ubicados en distintas partes del mundo. Sin embargo este hotel es una clara demostración de que el diseño, el buen gusto, la economía y la sostenibilidad, no son enemigos. Sí, es posible lograr un balance que resulte en algo atractivo para el cliente, rentable para el propietario y amigable con la naturaleza.
¿Te animas a hospedarte?
Fuente: Draconteiners

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba